Moloko Vellocet


Hola Andrés.
- Hola puto
Bueno, te quería preguntar, ¿cuándo te diste cuenta que eras judío?
- ¿Soy judío? Uy, se me pasaron 14 años de la fecha de mi Bar Mitzvá.
Ahora bien, con ese espíritu de humorista judío, ¿qué vislumbras para el año venidero?
- o bien, la prosperidad de la humanidad, o bien acceder a un crédito hipotecario. De las dos, la que implique menores tasas.
Como Sociólogo, ¿te sentís un buen aforista?
- Ser sociólogo (ver Ser Judío de León Rozitchner) implica poseer un título. Ser aforista, no; o quizás sí y esté ejerciendo ilegalmente.
¿Tu humor es más bien considerado erudito o vulgar?
- Es una buena pregunta.
Gracias.
- Me hubiera gustado haberla formulado yo, por una cuestión de envidia.
Gracias nuevamente.
- Humildemente, creo que mi humor es erudito. La misma tapa de este libro fue comprendida por el 20% de los lectores. Y si descontamos a aquellos que por su exposición a libros pertenecen al reino vegetal o fungí, sólo un 10% de personas. Un10% de personas!!!!
¿Qué lecturas que no leíste influyeron en tu obra?
- No leí muchas cosas que dije que leí. Siempre dije que leí Los hermanos Karamazov, no es cierto. Aunque por la distancia con la obra, la comprendí mejor que aquellos que efectivamente lo leyeron. Creo que si alguna vez hubiera leído a Joyce o a Brecht, Moloko Vellocet podría haber sido una obra como la gente. Nunca leí lo suficiente de la Escuela de Frankfurt. Creo que mi única lectura asidua y verdaderamente profunda ha sido Žižek y Woody Allen y nada más…
Es sabido que sos un amante del stand up newyorkino, y de los monólogos callejeros y de varietes, ¿pero cómo se relacionan esas prácticas con tu escritura?
- El stand up es mi vida. Lo hago desde los 22 años. Eso significa que llevo 4 años de vida. En un momento estuve a punto de no sacar este libro y de salir a ofrecer CD’s de audio con mis monólogos. A propósito, hago monólogos en casamientos, fiestas de 15, Bar/Bat Mitzvá, circuncisiones, comuniones. Busquen el contacto en la página anterior…
¿En qué época empezaste a identificarte con la onda retro, … fue a partir de los `80 o antes?
- Yo nací en los ´80 y ya era retro sin saberlo ni quererlo. Justo en ese año murió John Lennon y yo no me enteré, pero creo que me afectó igualmente.
Volviendo al tiempo en que vendías fanzines en plaza Francia y plaza Serrano, ¿es verdad que te conocía más gente que a Kirchner?
- Era muy conocido en Pza Francia. No dejaba a nadie sin chamuyarme. Tengo una anécdota muy divertida de esos tiempos. En una oportunidad me acerqué a ofrecerle mi fanzine a un grupo de chabones. Rápidamente aprecié que había algo raro con ese grupo. Dos pendejos cercanos a los 18, 20 años, con cara de susto y atrás dos tipos adultos de 40, 45 años demasiado serios para el standard del lugar. Como de costumbre, introduzco mi texto sorpresivamente “Está arribando el fanzine que le faltaba a sus vidas”. Los dos pendejos contienen la risa y los dos adultos me miran mal. Continúo yo: “El fanzine que tantas veces le pidieron a Papá Noel con resultados negativos”. Más risa contenida de los pendejos y peor onda de los señores que me indagan violentamente: “¿Estás drogado?”, “No, no. Para nada” – les contesto. “Entonces tomatelas” finalizan ellos cortantes. Cuando me alejo de la escena pongo las piezas en su lugar y produzco el insight, el acomodamiento Gestáltico de la figura-fondo: los dos adultos eran polciías que estaban silenciosamente cachando a dos adolescentes; había caído a vender mi fanzine en medio de un razia!!!!! Podés creerlo!!!!
Es evidente tu adoración por la película La Naranja Mecánica, ¿qué nos podés decir de las desigualdades en la sociedad londinense?
- No entiendo tu pregunta
Ok, ¿con qué te identificas de la peli?
- Con la estética, única, particular, indiferente a los códigos establecidos sobre la delincuencia y la juventud. Me identifico también con el anhelo de libertad, de espontaneidad. Esa burla tan efectiva a los instrumentos disciplinarios que nunca cumplen totalmente su cometido.
Veo que las normas sociales establecidas a vos te rigen la vida, dando cuenta que no tuviste hijos, ni plantaste árboles, ahora al escribir un libro como este, ¿por qué crees que es fundamental para la literatura universal?
- Es un escrito que pretende dar por finalizada la intervención en nuestras vidas de lo coloquial, lo costumbrista, lo esteticista, lo moderno cool, lo glam, la falta de criterio populista, lo académico, lo cheto, lo políticamente correcto. Todos estos elementos han cumplido un rol en algún momento (algunas un rol bastante pelotudo), pero hoy en día no requerimos más de sus servicios.
Ahora si, última pregunta, Sinceramente el libro no me gustó, o mejor dicho, me puso incómodo con algunas cuestiones que hacen a mi moral, blanca, cristiana, occidental, heterosexual y judía (AMIA), me costó leerlo en el baño, vos, ¿dónde recomendas que lo lean?
- En la Argentina, mi patria, mi suelo, mi suela, mi corazón…


Entrevista al autor realizada por:
Matías Reck
editor y responsable