La Fórmula de la fantasía


EL PARAHOMBRE

Y este mundo producía una extraña música
como el agua corriente y el viento
o el grano que un cosechador con movimiento rítmico
agita o revuelve en su harnero.
Charles Baudelaire

Estoy contenido en un lenguaje robado
En un lenguaje que está afuera que salió de mi cuerpo por el ojo
que fue escupido por mi cuerpo por mi ceja
que fue lanzado por mi boca por mi semen
como exaltado en mi desde mí
proyectado
como quitado de mí hacia mí

Para percibir el cuerpo uso mi saliva
porque con ella puedo precisar los sabores
y la rivera por donde hago coincidir el hueco vaciado y llenado
vaciado y llenado simultáneamente
de lo ajeno que me corroe de lo extraño que me pesa
de lo que viene a mí de lo que es en mi
de lo que no existe como existe la piedra o el bronce
rectas
no es una pendiente erguida vertical elevada
donde subir y ascender y recoger aquello
vaciado y llenado simultáneamente
en el hueco vaciado y llenado
Así los nardos explotan como granos
construyen su propio lenguaje
el lenguaje de la cebra y el puma
el lenguaje de la cabra del siervo del grillo
el lenguaje del mono del caballo del petrel
y la palabra verdadera la palabra metida
puesta sostenida
la palabra compacta la palabra fijada
la palabra abundante la palabra llena
repetida
la palabra tempestad
la palabra templo
la palabra síntoma
la palabra quimera
la palabra tímpano
la palabra estricto
l a p a l a b r a

p a l a b r a

atravesé la no-palabra-mía y pasaje al tacto