IM-Paciente espera
"...oye amiga,
dame la mano
que ya es la hora de caminar..."
Miguel Abuelo



Se te siente caminar
por lo más duro
del empedrado de esta ciudad.
huelo tu aroma,
tu saber en el aire,
caminas al vuelo ,
que corre por dentro,
bien discretos,
son los sentimientos,
que se hacen huella bien adentro ,
de haber estado,
de haber vivido,
con tan solo el canto;
de ese niño,
tambien el llanto,
y un recuerdo ineterno,
de vivir muy de a ratos,
de tanto en tanto,
y casi corriendo.
Tambien pisando,
en los paisajes,
del encuentro,
y sevilla preferida,
una carta que se ensilla,
y otro que hacer cotideano
si sos tambien tan sencilla;
de torear al torero,
por ser gil y buen portero, (es arquero)
sin que sea tu dueño,
tu testigo en el cuento,
al corretear
por esos suelos ,
que enciende aquel duelo,
de vivir el acto
de preferir,
ser tacaño y compartir en el acto,
el canto , por sobre todo,
el canto,
de un buen dia , al dia,
por seguir el remanzo,
sonreir sin estracto,
de un rio en espejo,
y una sensación que da miedo,
del pensar al otro,
sin la tregua entera ,
en la que un bello dia ,
ya no correria ,
el dolor de tu llanto,
esa tierra querida por todos los santos;
del color del mañana,
y las reynas
de millas ,
sin correr las astillas,
carretillas que posan perdidas,
por el mar las antillas,
de gozar un verano ,
entre verso y verso,
beber buenos vasos,
caminar desplomados,
con sentido inexperto,
y un sol en las manos,
para solo aprender,
a ser libres ,
los dos juntos
en donde se te sienta tranquila
pa' caminar de la mano.


contador,Él ( del libro tinta blanca. (punto) ciego.-)